30/04/2021 17:50 GMT+7 print

Vietnam en el Consejo de Seguridad de la ONU: nuevo hito de la diplomacia nacional

Nueva York (VNA) - Al ejercer por segunda vez la Presidencia rotativa del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) durante su mandato como miembro no permanente de ese órgano para 2020-2021, Vietnam marcó otro hito en la historia de la diplomacia nacional.

Debido al impacto del COVID-19, no se puede escuchar el sonoro aplauso ni ver las sonrisas brillantes detrás de las mascarillas de los representantes de los países miembros de la ONU, pero las miradas de felicitación, gestos de aprobación y comentarios elogiosos de muchos estados evidenciaron el desempeño exitoso de Hanoi en ese cargo.

Es claro de que Vietnam no ha logrado fácilmente tal éxito en el Consejo de Seguridad, el órgano encargado de mantener la paz y seguridad internacionales, en el contexto de la propagación de la pandemia del COVID-19, la escalada de los conflictos y la crisis política en Myanmar, un miembro de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), de la cual Vietnam es también parte.

Tres sesiones de alto nivel propuestas y presididas por Vietnam sobre la “Promoción de la cooperación entre la ONU y las organizaciones regionales”, la “Acción contra las minas” y la “Protección de la infraestructura esencial para la vida de las personas en zonas de conflicto” han tenido una gran resonancia entre la comunidad internacional y recibieron el apoyo de los miembros del Consejo de Seguridad, los cuales adoptaron por unanimidad dos Declaraciones Presidenciales y una Resolución.

El 19 de abril el presidente vietnamita, Nguyen Xuan Phuc, dirigió el evento más importante durante el mes al frente del Consejo de Seguridad, un debate sobre el fortalecimiento de la cooperación entre la ONU y las organizaciones regionales, en el cual Hanoi ratificó su firme compromiso con los esfuerzos por construir la confianza y el diálogo y actuar como un puente para encontrar soluciones pacíficas a los conflictos mundiales a través de la Carta de la ONU, el derecho internacional y una colaboración cada vez más estrecha entre la máxima organización mundial y otras agrupaciones y mecanismos multilaterales.

Como único representante de la ASEAN en el Consejo de Seguridad, Vietnam destacó el espíritu del bloque, haciendo al secretario general de la ONU, António Guterres, reconocer la importancia de la agrupación del Sudeste Asiático en la diplomacia de reconciliación, la prevención de conflictos y la consolidación de la paz internacional.
Los frutos de la asociación entre la ONU y las organizaciones regionales se pueden ver en muchas áreas: desde la reconciliación, la lucha contra el terrorismo y el mantenimiento de la paz hasta la protección de los derechos humanos y la respuesta al cambio climático y la prevención de la pandemia del COVID-19.

Por lo tanto, Guterres saludó la iniciativa de Vietnam de elevar esta cooperación a un nuevo nivel, promoviendo aún más el multilateralismo, y al mismo tiempo, se comprometió a apoyar su propuesta de fomentar la confianza y el diálogo en la prevención y solución de conflictos, a pesar de los desafíos planteados por el impacto del COVID-19.

El debate abierto al nivel ministerial sobre la acción contra las minas y a favor de la paz sostenible, celebrado el 8 de abril, también recibió el aplauso de la comunidad internacional, dado que esos artefactos explosivos siguen siendo un gran problema para países en guerra o que acabaron de salir de la conflagración.

Solo en 2020, la ONU ha registrado hasta siete mil personas heridas y muertas a causa de las minas y explosivos remanentes de guerra, de las cuales casi dos mil son niños.

Como un país gravemente afectado por las consecuencias de la guerra, Vietnam manifiesta su solidaridad con las personas que viven en los países donde esos artefactos constituyen una amenaza en la vida diaria.

Según Guterres, la incorporación de ese tema en la agenda del Consejo de Seguridad y su solución mediante la cooperación no solo a nivel nacional, sino también regional e internacional, serán los primeros pasos sólidos para ayudar a los países a gozar de la paz y estabilidad.

Mientras, la Resolución sobre la “Protección de la infraestructura esencial para la vida de las personas en zonas de conflicto” redactada por Vietnam fue aprobada el 27 de abril, por los 15 miembros del Consejo de Seguridad y copatrocinada por otros 50 estados miembros de la ONU.

Los participantes resaltaron la iniciativa de Vietnam y enfatizaron que el tema tiene un significado humanitario profundo, especialmente en el contexto que las personas en varios lugares, donde se reportan conflictos, son afectadas simultáneamente por la destrucción de la infraestructura esencial y los graves impactos de la contaminación ambiental y el cambio climático, así como el COVID-19.

El debate abierto sobre el tema "Mujeres, paz y seguridad - Violencia sexual en conflictos", celebrado el 14 de abril, fue también una de las iniciativas destacadas de Vietnam en calidad de presidente del Consejo de Seguridad.

Según datos de la ONU, en el último año se han registrado dos mil 500 casos de violencia sexual en conflictos armados, cuyas víctimas fueron principalmente mujeres y niñas.

En la reunión, Vietnam hizo un llamado a la comunidad internacional con el fin de buscar justicia para las víctimas de violencia sexual, protegiéndolas y apoyándolas para que puedan retomar la vida con normalidad.

Los éxitos de Vietnam como presidente del Consejo de Seguridad crearán un impulso para que el país continúe cosechando logros en los ocho meses restantes de su mandato como miembro no permanente de ese órgano.

Según el embajador Dang Dinh Quy, jefe de la delegación vietnamita ante la ONU, el mayor logro de Vietnam es “afirmar el prestigio y la imagen del país en el ámbito internacional”.

Su desempeño este mes de abril como Presidente del Consejo de Seguridad es también una clara demostración de la implementación efectiva de la política exterior establecida en la Resolución del XIII Congreso Nacional del Partido Comunista./.

VNA/VNP