14/01/2019 14:53 GMT+7 print

Llama presidente de Vietnam a acciones conjuntas para promover valores humanitarios

Hanoi (VNA) - El secretario general del Partido Comunista y presidente de Vietnam, Nguyen Phu Trong, recabó el respaldo de la sociedad a los esfuerzos del sistema político y de la Cruz Roja para asistir a los grupos vulnerables, entre ellos etnias minoritarias, comunidades remotas y personas con discapacidad.

Al intervenir la víspera en el programa “El poder de la humanidad”, efectuado por la Cruz Roja de Vietnam para recaudar fondos a favor de los pobres y víctimas de la dioxina, el máximo dirigente político puso de relieve el papel de esa organización caritativa en la promoción de los valores humanitarios, una de las tradiciones valiosas del pueblo. 

En la ocasión, Phu Trong agradeció el apoyo de la comunidad a las actividades de la Cruz Roja, la cual -recalcó- es un destino confiable para que las organizaciones, empresas y ciudadanos vietnamitas dentro y fuera del país, envíen los recursos destinados a la causa filantrópica.

Además, el también presidente honorario de la Cruz Roja de Vietnam, transmitió sus cálidas felicitaciones con motivo del Tet (Año Nuevo Lunar, celebración tradicional más importante del pueblo) a los miembros y voluntarios de la institución, así como a los filántropos residentes en el país y en el extranjero.

De acuerdo con la presidenta de la organización, Nguyen Thi Xuan Thu, la Cruz Roja de Vietnam, fundada en 1946 por el Presidente Ho Chi Minh -quien fue también su primer presidente honorario-, desempeña el papel central en las actividades humanitarias en el país.

Iniciado en 1999, el movimiento “Tet para los pobres y víctimas de la dioxina” recaudó casi 290 millones de dólares para apoyar a más de 22 millones de personas, precisó.

Con el fin de movilizar más recursos para esa actividad, la Cruz Roja lanzó un programa a través de la telefonía móvil, el cual permite a los usuarios enviar mensajes para donar dinero.

La organización abrió además una subasta de un balón y una camisa con los autógrafos de los jugadores y entrenadores de la selección nacional de fútbol, que se coronó recientemente en la copa sudesteasiática. Se trata de un obsequio dedicado al primer ministro, Nguyen Xuan Phuc.
VNA/VNP