26/11/2018 15:56 GMT+7 Email Print Like 0

Mottainai, un festival de la gente de buen corazón

El Festival Mottainai, un programa comunitario que recauda fondos para niños desfavorecidos, especialmente huérfanos y víctimas de accidentes de tráfico, se ha convertido en un evento popular que recibe amplia respuesta de la comunidas y amigos extranjeros en Vietnam.
Mottainai es una de las palabras del vocabulario japonés que transmite una sensación de arrepentimiento por el desperdicio. El programa busca no solo sensibilizar al público sobre el reciclaje y la seguridad del tráfico, sino que también solicita el apoyo de la comunidad para los niños desfavorecidos, especialmente los huérfanos y aquellos que sufren accidentes de tránsito.

El VI Festival de Mottainai “Dar amor - recibir la felicidad” acaba de celebrarse en Hanoi por la Unión de Mujeres de Vietnam y la Embajada de Japón en Hanoi. El evento incluyó una amplia gama de eventos culturales, artísticos y deportivos, incluidas  la carrera de Mottainai alrededor del lago Hoan Kiem y la Feria Mottainai 2018 para recaudar fondos para las víctimas de accidentes de tráfico
.


De izquierda a derecha: la presidenta de la Unión de Mujeres de Vietnam, Nguyen Thi Thu Ha, el embajador japonés en Vietnam, Umeda Kunio, su esposa y otros participantes de la Carrera Mottainai.


La carrera Happy Run (de una vuelta), atrae a muchos niños y mujeres. Los niños son animados por sus padres que participan en la carrera para compartir su apoyo a los niños que sufren accidentes de tráfico.


Esta es la primera vez que el Festival Mottainai celebra una carrera, atrayendo a miles de corredores.


Muchos corredores son niños.


Happy Run también atrae a muchos turistas y trabajadores extranjeros en Hanoi.


Hiroyuki Tsurusaki (camisa blanca) representa a Idemitsu Kosan de Japón en la carrera


Austin Vidal Cocker, que compitió en la carrera por casualidad, es el primer corredor que llegó  a final de la carrera de tres vueltas alrededor del lago Hoan Kiem.

La Carrera de Mottainai atrajo a más de 1 400 corredores, incluidos representantes de la Unión de Mujeres de Vietnam en Hanoi y muchos extranjeros. Ellos participaron en el 'Happy Run' de una vuelta o en el 'Challenge Run' de tres vueltas alrededor del lago Hoan Kiem.

“El festival Mottainai es una actividad significativa para la comunidad. Conecta y fortalece la amistad entre Vietnam y Japón. Es una de las principales actividades para celebrar el 45 aniversario de las relaciones diplomáticas entre los dos países en 2018".
El embajador japonés Umeda Kunio
Austin Vidal Cocker, de 28 años, del Reino Unido, quien ganó el primer premio en Challenge Run, se enteró de Mottainai cuando corría por el lago Hoan Kiem una mañana. Cocker dijo que no trajo dinero con él ese día, pero vio su interés especial en el evento, un extraño extranjero le dio el dinero para inscribirse en la carrera.

El artista japonés Kazuma Takahashi, quien es el presidente de la Asociación de Artesanía de Paquetes de Japón, ha asistido al Festival Mottainai durante tres años consecutivos. En el evento de este año, enseñó a los asistentes, muchos de los cuales son niños, cómo usar envases vacíos de productos comerciales para hacer una variedad de robots, vehículos y animales.

Hiroyuki Tsurusaki, también de Japón, que representa a su compañía Idemitsu Kosan, se unió a Happy Run para mostrar su apoyo a los niños desfavorecidos.

El Festival Mottainai 2018 atrajo a docenas de organizaciones japonesas que establecieron puestos para recaudar fondos para la caridad. Sasaki Tomomi de Japón, editora de la revista Heritage Japan de la compañía More Production Vietnam, donó muchas prendas para el festival. Otras dos mujeres japonesas, Wantanabe Mayumi y Koari Shigeyoshi, que trabajan para la Asociación de Mujeres de Japón, también trajeron juguetes y zapatos nuevos y utensilios usados para el festival.



Niños vietnamitas realizan una danza folclórica tradicional japonesa.


Modelos vietnamitas en kimonos y yukatas japoneses en el Festival Mottainai 2018.



Wantanabe Mayumi y Koari Shigeyoshi, trabajadoras de la Asociación de Mujeres de Japón, donan juguetes, zapatos y utensilios.


Un gran pastel de gelatina en 3D hecho por los artesanos Kieu Van y Huyen Dao se vende en el festival para apoyar a víctimas de accidentes de tráfico.


Los niños participan en los juegos después de la carrera.


El artesano Kazuma Takahashi presenta el arte de papel japonés en el festival.

El Festival Mottainai se ha convertido en el evento comunitario más grande para donar productos usados en Vietnam. Hasta el momento, ha tenido más de 200 mil participantes y ha beneficiado a más de 3 000 niños en circunstancias difíciles./.

El Ministerio de Información y Comunicaciones y la Unión de Mujeres de Vietnam otorgaron el Premio Mujeres Creativas 2017 al Festival Mottainai por sus contribuciones a la comunidad.

Por Cong Dat