04/01/2015 15:51 GMT+7 Email Print Like 0

Inician fundición de estatua de héroe cultural vietnamita

Autoridades del distrito de Ba Vi, de Hanoi, celebraron el viernes en el templo Thuong un acto para iniciar la fundición de una estatua de Tan Vien (o Son Tinh), uno de cuatro santos inmortales de los vietnamitas.

La obra de bronce, basada en el prototipo del escultor vietnamita Nguyen Phu Cuong, tiene una altura de 1,4 metros y 500 kilogramos de peso.

Según Bach Cong Tien, vicepresidente del Comité Popular de Ba Vi, el moldeo contribuirá a perfeccionar la decoración en el vestigio histórico del templo Thuong y honrar a ese héroe por su respaldo a la población en la construcción y defensa nacional.

La estatua, prevista a inaugurarse el 23 próximo, también se dedica a honrar los valores culturales tradicionales y servir la demanda espiritual de pobladores.

Según la leyenda de la llanura norteña, Tan Vien, un campesino valiente, misericordioso y talentoso, se convirtió en el dios de las montañas o Son Tinh, pues enseñó a los pobladores a cultivar arroz, cazar, pescar, entrenar artes marciales y hacer fiestas. Su opositor era Thuy Tinh, el señor malvado acompañado de demonios acuáticos, que solían robar cosechas, matar ganados y atacar a los pobladores.

El emperador Hung de las tribus vietnamitas abrió una competencia para seleccionar al marido de su hija única, la bella My Nuong. Tras una pareja porfía de poderes sobrenaturales, Son Tinh venció a Thuy Tinh y se llevó a la princesa.

Cegado por la furia, Thuy Tinh lideró a todo su malévolo ejército de saurios y tritones en la invasión a las tierras del rey Hung. Tan Vien – Son Tinh, los pobladores y los animales terrestres libraron una férrea lucha para defender sus hogares. Cada vez que subió el agua de los ríos y el mar dominados por Thuy Tinh, las invocaciones de Son Tinh elevaron las montañas como protección de los arrozales. Una vez más, Thuy Tinh fue derrotado.

La batalla entre Tan Vien y Thuy Tinh refleja la historia y el pensamiento de un pueblo que reside entre montaña y mar, vive de agricultura y combate año tras año contra desastres naturales. El culto a Tan Vien es como si fuera un elogio a los esfuerzos humanos por la sobrevivencia pese a desfavorables condiciones naturales.
VNA/VNP