01/02/2016 11:57 GMT+7 Email Print Like 0

Honran a dioses de la cocina

Hanoi, 1 feb (VNA) Cada 23 de diciembre del calendario lunar (que cae este año el 1 de febrero), las familias vietnamitas preparan ofrendas para despedir a los genios de la cocina, quienes según la creencia se encargan de proteger a la familia, mantener el fuego de la cocina y garantizar la felicidad y salud al hogar.

En vísperas de ese día, la calle de Hang Ma, en el Centro de esta capital, se convierte en un efervescente mercado, repleto de objetos como ropas, sombreros, mantos y calzado de papel destinados a esos santos.

Las familias preparan las ofrendas, encienden inciensos y queman esas vestimentas de papel para rendir culto a sus dioses de la cocina.

Se suele depositar en una vasija con agua una carpa viva o tres pequeñas para, una vez transcurrida la ceremonia correspondiente, liberarlas en un río cercano.

Cuenta la mitología que los genios pueden llevarse la carpa convertida en dragón al paraíso, para a rendirle cuenta al Emperador de Jade sobre el comportamiento del jefe de la casa.

Después de cumplir su misión, retornan a su albergue terrenal para continuar velando por la buena conducta y la prosperidad en la cocina, termómetro del bienestar.

El fuego de la cocina simboliza la reunión familiar, abundante cosecha y desarrollo agrícola. Por eso, esta costumbre milenaria expresa aspiraciones a la felicidad y prosperidad de los vietnamitas ante la llegada del Tet.
VNA/VNP