16/02/2015 11:21 GMT+7 Email Print Like 0

Hanoi: bella imagen en el corazón de amigos internacionales

Hanoi, 15 feb (VNA)- En los últimos años, Hanoi prioriza divulgar su cultura milenaria a los amigos internacionales. Gracias a la diplomacia cultural, la elegante y noble belleza de la capital vietnamita se graba en los ojos y la mente de los extranjeros. 

Para los turistas foráneos, Hanoi es un importante destino en su recorrido por Vietnam, con su larga historia e identidades culturales. 

Los visitantes a la capital pueden pasear por 36 calles del casco antiguo, cada una con su característica propia; contemplar el Lago Hoan Kiem (Espada Restituida); recorrer la Ciudadela Real de Thang Long, Patrimonio Cultural de la Humanidad, el Templo de la Literatura, Patrimonio Documental Mundial, reconocidos ambos por la UNESCO, así como diversos lugares de interés turístico e histórico. 

Además figuran entre los sitios más recomendados la aldea de cerámica de Bat Trang y el antiguo pueblo de Duong Lam, ambos en las afueras de Hanoi. 

Ubicada a unos 60 kilómetros al Noroeste de la capital, Duong Lam ha conservado su encanto como una aldea rural tradicional en el Delta de Río Rojo. 

Se trata de un lugar único que cuenta con un conjunto de cerca de mil casas tradicionales, incluidas varias construidas desde hace 400 años. 

En 2005, fue el primer pueblo que se inscribió en el registro del patrimonio nacional y se galardonó en 2013 con la Mención Honorífica de la UNESCO en Asia-Pacífico gracias a los esfuerzos colectivos en la restauración de cinco casas vetustas. 

En tanto, la aldea de Bat Trang, conocida por su producción de cerámica, se encuentra en las orillas del Río Rojo, a unos veinte kilómetros del centro de Hanoi. Con 700 años de antigüedad, su nombre significa “gran terreno donde se fabrican los cuencos”. 

Tan pronto se cruza la entrada del poblado, los visitantes pueden encontrar una variedad de pequeñas tiendas donde se venden desde objetos para la vida cotidiana como ollas, jarrones, vasos, tazones y teteras hasta estatuas y artículos de arte. 

Estos productos se cuecen en hornos de los talleres en la aldea, donde se descubre no solo la fabricación tradicional, sino también la pasión que los alfareros se transmiten de generación a generación. 

Las obras cerámicas no sólo son objetos que marcan las huellas del tiempo en la historia del pueblo sino también testimonios vivos que reflejan el arte plástico de cada época. Por lo tanto, los extranjeros al visitar esos lugares pueden comprender mejor las costumbres y artesanías tradicionales de los antiguos hanoyenses. 

El éxito de los eventos culturales que organizó Hanoi y el reconocimiento de la UNESCO a la Ciudadela Real de Thang Long muestran la bella imagen y el elevado estatus de la capital milenaria en el corazón de amigos internacionales. 

Este año, Hanoi celebrará el sexagésimo aniversario de su liberación (el 10 de octubre de 1954), y los 15 años de su reconocimiento con el premio “Ciudad por la Paz” de la UNESCO. 

Según Vu Thi Hai, vicepresidenta de la Unión de Organizaciones de Amistad de Hanoi, la cultura pavimenta el camino hacia el corazón de la gente. Los amigos extranjeros suelen disfrutar de los recorridos por las aldeas artesanales de la urbe. 

Como “Ciudad por la Paz” y “Capital de la conciencia y virtudes humanas”, Hanoi se erige hoy día como el centro político, económico y social de un país consagrado al desarrollo y la integración internacional. 

La capital mantiene relaciones con 40 socios en la región y en el orbe y al mismo tiempo promueve la divulgación de su cultura para profundizar sus nexos, lo que abre más oportunidades para la cooperación en la política, economía, comercio y turismo. 

Además, las autoridades y ciudadanos hanoiyenses conceden alta consideración a la conservación de los valores culturales con miras a construir una “Capital verde, civilizada y moderna” a la par con otras urbes desarrolladas en el mundo. 
VNA/VNP