17/05/2015 17:13 GMT+7 Email Print Like 0

Destacan filosofía del Presidente Ho Chi Minh en lucha antipobreza

Hanoi, 17 may (VNA)- Guiados por la filosofía del Presidente Ho Chi Minh sobre la eliminación de la pobreza, los dirigentes vietnamitas siempre consideran esa tarea como una de las prioridades en cada programa social que emprenden, en busca de un mayor bienestar para su pueblo. 

En un artículo recién publicado por la Agencia Vietnamita de Noticias (VNA), el doctor Le Quoc Ly, vicerrector del Instituto Político Nacional Ho Chi Minh, analizó los puntos clave de esa premisa en el pensamiento del extinto líder revolucionario, la cual propugna una sociedad de alto crecimiento económico, la igualdad y el progreso social, así como un mejor ambiente para la vida. 

En el texto, escrito en ocasión del aniversario 125 del natalicio del padre de la independencia nacional, Quoc Ly destacó la certeza de las políticas públicas realizadas por las autoridades vietnamitas según las enseñanzas del Presidente Ho Chi Minh, mostradas en la disminución de la tasa de pobreza del 59 por ciento en 1993 a 8,2 por ciento en el año pasado. 

A pesar de algunas deficiencias subsistentes, es innegable que el éxito en la lucha contra ese flagelo durante casi 30 años del proceso de la Renovación (Doi Moi) contribuye activamente a establecer hoy el día una sociedad pacífica, feliz y próspera, afirmó. 

La doctrina del Tío Ho, como lo llama cariñosamente su pueblo, sigue dirigiendo al Partido y el pueblo vietnamita en el camino de construir un país poderoso, próspero, pacífico y feliz. 

Desde los primeros días de la fundación del país en 1945, el líder revolucionario definió la eliminación del hambre y la reducción de hogares pobres como una tarea apremiante en la empresa de edificación nacional. 

Considerando la pobreza, el analfabetismo y la inversión como tres enemigos que se deben suprimir simultáneamente, Ho Chi Minh trazó los objetivos destinados a llevar al pueblo a salir de la miseria para que tenga una vida feliz espiritual y materialmente. 

Evocó que en su histórico Testamento, Ho Chi Minh escribió: “Nuestros trabajadores, en los llanos y en las montañas, de generación en generación han resistido penurias, opresión y explotación feudal y colonial; además han experimentado muchos años de guerra. Mas, nuestro pueblo ha mostrado gran heroísmo, valor, entusiasmo e iniciativa. Siempre han seguido al partido desde que vio la luz, con lealtad incondicional. El Partido debe llevar a cabo planes eficaces para el desarrollo socioeconómico y cultural, para mejorar constantemente la vida de nuestro pueblo.” 

De acuerdo con el prócer, insistir en el camino de “independencia nacional asociada con el socialismo” es decir no a la pobreza y para hacer viable ese objetivo, la tarea de suma importancia es acabar con la penuria. 

La ofensiva contra tal desdicha se debe determinar como un requerimiento imprescindible y objetivo, así como una demanda propia y urgente, enfatizó Quoc Ly. 

Recalcó la necesidad de considerar la eliminación del hambre y la reducción de la pobreza como barómetro del acierto de las líneas, políticas y soluciones en la construcción y desarrollo del país. 

Es importante llevar a una nueva altura más amplia y profunda el espíritu de combate contra la pobreza, indicó remarcando que eso debe ser la razón de vida, el deseo de vida próspera y la aspiración de avanzar del pueblo vietnamita para que Vietnam se convierta verdaderamente en un país rico, democrático, justo y civilizado.
VNA/VNP