21/02/2015 12:22 GMT+7 Email Print Like 0

Buscan reconocimiento global para canto ritual vietnamita

Autoridades de la provincia norvietnamita de Tuyen Quang acometen los trabajos para solicitar el reconocimiento de la UNESCO a Hat Then (canto ritual) como patrimonio cultural intangible de la humanidad.

Este arte recibió el título nacional, como reconocimiento a los valores singulares que le da el honor de ser un tesoro inapreciable de la etnia Tay, grupo con segunda mayor población en el país (un millón 700 mil personas, según datos oficiales).

En búsqueda de la identidad de Hat Then, reporteros de la VNA visitaron el artista de cultura folclórica Ha Thuan, quien contribuyó con significativos aportes a su colección, composición y divulgación.

De acuerdo con Ha Thuan, Hat Then no sólo es un arte sino también un espacio cultural mediante el cual los Tay oran a los ancestros por buena salud y cosechas o se liberan de las preocupaciones cotidianas.

Esos cantos suelen hacerse interpretaciones en ocasiones como ritos dedicados a los antepasados o fiestas tradicionales, añadió.

Según Au Thi Mai, vicedirectora del Servicio de Cultura, Deportes y Turismo de Tuyen Quang, las autoridades locales promulgaron el plan de conservación y desarrollo de Hat Then y colaboraron con otras entidades en la elaboración de un expediente a postular para su reconocimiento como patrimonio cultural intangible de la humanidad.

En paralelo, coleccionaron documentos y objetos, filmaron y tradujeron las interpretaciones, en aras de redactar y publicar obras sobre el arte, promocionando sus valores en la comunidad.

También se organizaron 64 clubes integrados por mil amantes de Hat Then, agregó.

Si el ca tru (canto ceremonial) y el quan ho (coplas populares) son productos culturales característicos del delta del Río Rojo y el don ca tai tu (trovas improvisadas) colman de orgullo a la población del Sur, el hat then es una expresión cultural simbólica de los Tay, Nung y Thái en la región montañosa septentrional de Vietnam.

En el transcurso del tiempo se ha convertido en un sustento espiritual indispensable en la vida cultural de los autóctonos. Gracias a los artistas que preservaron e insuflaron alma al Hat Then, esta manifestación artística se ha desarrollado hasta hoy.
VNA/VNP