31/08/2011 15:40 GMT+7 Email Print Like 0  
 

Avestruces en Minh Tan

Pocas personas saben que en una zona salvaje de montañas de piedra caliza con arbustos y árboles, rocas y grava en la aldea de Tu Lac, comuna de Minh Tan, distrito de Kinh Mon de la provincia de Hai Duong, hay una gran granja de avestruces. Es propiedad de la compañía Binh Minh, una empresa con potencial de desarrollo económico en esa provincia.
Nguyen Thi Binh, directora de la compañía Binh Minh, es la primera mujer que lleva con valentía avestruces africanos para su reproducción en el distrito montañoso de Kinh Mon (provincia de Hai Duong). Esto ha dado paso a una nueva era en las actividades de desarrollo económico en el distrito en particular y en la provincia de Hai Duong en general.
A pesar de que la granja de avestruces inició operaciones en 2009, ha alcanzado resultados prometedores. En la actualidad, este parque cubre 11 ha y cuenta con mil avestruces. Un avestruz maduro pesa 90-120 kg en promedio. Cada hembra proporciona 40-60 huevos al año.
 

El avestruz come mucho y crece rápidamente.

Incubadora de huevos de avestruz con tecnología italiana.

Alimentación y cuidado de avestruces de un año de edad.

Binh es la encargada de asistir y supervisar el crecimiento de los avestruces jóvenes..

Un sistema de jaulas amplias y bien ventiladas para la cría de avestruces en la zona montañosa en el distrito de Kinh Mon.

De acuerdo con Binh, los avestruces criados en la granja son comprado por el Instituto Nacional de Ganadería en la comuna de Phuong Thuy, distrito de Tu Liem, Hanoi. Para desarrollar la cria del avestruz, la compañía ha desarrollado un modelo que incluye un área de gestión administrativa, un sistema de jaulas para criar avestruces para la carne, un criadero, una casa para criar avestruces recién nacidos y pequeños, un almacén de comida y un matadero. El criadero está equipado con un moderno sistema italiano de incubadora.
Los avestruces viven en el desierto y correr mucho. Cuanto más corren, más sanos se conservan. Por eso sus jaulas están llenas de arena y se plantó césped para hacer un parque para ellos. Los avestruces recién nacidos se mantienen en jaulas específicas equipadas con un sistema de focos de calor. Cada jaula es vigilada por tres o cuatro trabajadores. Nguyen Thi Huyen, una técnica de la granja, dijo que el avestruz come mucho, por eso los trabajadores deben velar por ellos mientras comen y cuidarlos todo el tiempo.
La compañía también presta atención a los alimentos y la dieta de los avestruces. Su comida es sencilla, sobre todos cereales como el maíz, cáscaras de habas verdes, salvado de arroz, arroz partido y verduras frescas. Se alimentan de una gran cantidad de verduras y hierbas naturales. Los cereales son suministrados por agentes de confianza para asegurar una buena calidad. Gracias a un buen régimen y el cuidado, los avestruces de la granja crecen rápidamente, con sus casi 10 kilos de peso en un mes en carne de calidad cada vez mayor y de alto rendimiento, y huevos.
Una buena noticia tiene alas. El número de clientes de muchas provincias que vienen a comprar productos de avestruz va en aumento. Además de los huevos, la piel y las plumas, la carne de avestruz, que se vende a un precio de 200 000-220 000 VND por kilo, es muy buscada por los restaurantes. Los huevos de avestruz son también un producto favorito, ya que son muy nutritivos. Las cáscaras de los huevos se convierten en elementos de arte de alto valor económico. Ahora la compañía Binh Minh es el mayor proveedor de huevos de avestruz y carne de Hai Phong y Hanoi, dos grandes mercados en el país. En un futuro próximo la compañía ampliará sus mercados nacionales y extranjeros.
El establecimiento de un centro de reproducción y cría de avestruces no solo ha creado empleos para la gente local, sino que también abrió una prometedora tendencia de desarrollo económico de un pobre caserío como Minh Tan. Es una manera nueva y creativa, pero también es un gran reto en la aplicación de las políticas de desarrollo rural de Kinh Mon, en particular, y la provincia de Hai Duong, en general./.
Por: Thuc Hien - Fotos: Trinh Van Bo
Email Print 0