29/12/2016 16:12 GMT+7 Email Print Like 0

Vuelta a la infancia con un paseo por las calles peatonales

Al lado del lago Hoan Kiem, una de las zonas más transitadas de la ciudad, se encuentran muchos juegos populares: “o quan” (cuadrados para los mandarines), tirón de la guerra, salto a la cuerda…,  los cuales parecen haber desaparecido en el mundo moderno de hoy.   
Paseando por la calle de Dinh Tien Hoang un domingo por la mañana me sorprendí.  Frente del Templo Ngoc Son, sin tráfico y ambiente tranquilo, parece extenderse el área donde se desarrollan numerosos juegos populares que atraen a muchas personas de todas las edades.

El área más amplia se dedica a jugar “o quan”.  Se dibujan más de 20 rectángulos y  en un lado están los padres y en el otro sus hijos. Las reglas tradicionales del juego todavía  siguen siendo válidas,  por lo que en el  presente no se trata de ganar o  perder,  sino de  la oportunidad de que los padres enseñen a  sus  niños el juego de su infancia, y de esta manera los hijos volverán a la niñez de sus padres.


En las calles peatonales  se encuentra  jóvenes divertidos, cuyas camisas llevan una tarjeta con la inscripción “My Hanoi”. Ellos son quienes organizan los juegos tradicionales y también aplauden para alentar a los participantes. Dan con entusiasmo instrucciones a los niños para hacer un “To He” (monigote hecho de harina de arroz glutinoso) o en algunas ocasiones son guías turísticos  para muchos extranjeros que desean participar en estos juegos.

 

Los juegos folclóricos son organizados por los miembros del club “My Hanoi” frente al Templo Ngoc Son
en la calle de Dinh Tien Hoang. 



Los juegos folclóricos atraen a muchas personas de todas las edades los fines de semana.


Niños jugando “O an quan” en la calle. 


Una madre enseña a su hija el “O an quan”.


Un miembro del club “My Hanoi” enseña a un  turista extranjero a jugar “O an quan”.


Los niños se interesan en las máscaras de cartulina del club “MyHanoi”.


Los abuelos instruyen a sus nietos como elegir To He, que  es un juguete tradicional vietnamita hecho
de harina de arroz glutinoso colorido y cocinado a vapor.



Caminante profesional en zancos con los niños.


La alegría de los niños cuando juegan con sus padres.


Un visitante extranjero participa  en el juego de la soga.


Los juegos folclóricos hacen felices a los niños.


La zona está llena de las risas de los niños.

Mai Anh, una estudiante de la Academia Diplomática de Vietnam y miembro de “My Hanoi”, dijo: “Estamos muy ocupados, cada uno con su trabajo. Pero todo el mundo está feliz y con mucho entusiasmo porque amamos mucho a Hanoi y nos encanta especialmente la tarea de hacer revivir la belleza antigua que solo puede existir en la memoria de la gente”.

Según Mai Anh, desde que se inauguraron las calles peatonales el 1 de septiembre de 2016, el Comité Popular del Distrito  de Hoan Kiem asignó un lugar agradable para hacer un parque de atracciones para los niños. En realidad este trabajo no es tan fácil como parece. La mayor parte del  fondo se recauda por los miembros del club. Además, se venden juguetes tradicionales en una esquina de la zona peatonal para recolectar fondos adicionales  con los cuales se organizan los juegos populares.

Para  mantener las actividades los fines de semana, más de 50 miembros de “My Hanoi” se dividen en grupos pequeños para guiar y animar a los participantes. Además de las actividades regulares,  en ocasión del Festival de Medio Otoño, el club organiza varias actividades adicionales, como toque de tambores y  procesión de las linternas. “A pesar de las dificultades estamos muy contentos de lo que hemos hecho ya que siempre recibimos mucho apoyo de los demás”, dijo Mai Anh.

En  un paseo por las calles peatonales los adultos y los niños pueden disfrutar sus fines de semana con muchos juegos populares y juguetes tradicionales. El paseo permite a los  pequeños entretenerse,  y  hacer un recorrido por la infancia de los  antepasados en un mundo moderno como el de hoy. Todo eso contribuye a cumplir el objetivo de “My Hanoi” de  preservar el patrimonio cultural inmaterial y  despertar la identidad nacional en las almas de los niños.
/. 



Un mapa de la zona peatonal alrededor del lago Hoan Kiem. Fuente: VNA

 
Por Viet Cuong