10/08/2016 15:33 GMT+7 Email Print Like 0

Víctimas vietnamitas de dioxina superan desafíos para hacer negocios

Hanoi, 10 ago (VNA) – Con esfuerzos incesantes, numerosas víctimas vietnamitas de agente naranja/dioxina superaron su cruel destino para convertirse en empresarios de éxito.

Diem Trong Thach, oriundo de la provincia norteña de Bac Ninh, es un ejemplo. Cinco de los siete miembros de su familia estuvieron expuestos a la sustancia química tóxica, incluidos Thach y sus cuatro hijos. Mientras tanto, su esposa sufre de cáncer.

A pesar de estas dificultades, Thach y sus hijos investigaron para convertir motos en vehículos de tres ruedas dedicadas a los discapacitados.

Otra víctima de dioxina, Nguyen Duc Hoi, de la provincia norteña de Ninh Binh, luchó en el campo de batalla del Sudeste del país, una de las zonas más afectadas por esa sustancia letal.

Tras el Día de la Liberación Nacional en 1975, Hoi trabajó como enfermero en una granja de té.
Después de retirarse de este trabajo, Hoi se hizo granjero. Con esfuerzos incansables, es ahora el dueño de una granja con más de 100 cerdos, tres mil pollos y diversos tipos de peces, así como más de 10 mil metros cuadrados de melocotones.

Su granja gana un beneficio anual de casi nueve mil dólares. En 2008, Hoi dedicó 700 metros cuadrados de terreno para construir un jardín de infancia en la comuna de Dong Son.

En su intervención en una conferencia internacional los días 8 y 9 de este mes en Hanoi para evaluar los impactos de dioxina en Vietnam, el viceprimer ministro Vu Duc Dam recalcó que el Estado, Gobierno y pueblo vietnamitas aspiran a una mejor vida para las víctimas de la guerra, especialmente las del Agente Naranja.

Por lo tanto, dijo, Vietnam ha exhortado a la comunidad internacional, organizaciones e individuos dentro y fuera del país, a apoyar el remedio de las consecuencias de la sustancia química rociada por Estados Unidos en el territorio nacional durante la guerra pasada.

Durante el lapso 1961-1971, la aviación norteamericana roció 80 millones de litros de herbicida que contenían 400 kilogramos de dioxina, uno de los componentes químicos más tóxicos reconocidos por el hombre.

Es la guerra química de mayor envergadura y larga que provocó las consecuencias más destructivas en la historia de la humanidad. Más de cuatro millones 800 mil personas resultaron expuestas al agente naranja, de ellas tres millones son víctimas.
VNA/VNP
 
Trabajos publicados