22/09/2014 14:48 GMT+7 Email Print Like 0

Turismo, factor importante para desarrollo comunitario en Vietnam

Hanoi, 22 sep (VNA) – Desarrollado rápidamente en los últimos diez años en numerosas localidades vietnamitas – especialmente en zonas montañosas o de etnias minoritarias –, el turismo comunitario contribuye significativamente a la conservación de las identidades culturales y la reducción de la pobreza.

Al referirse a las localidades con mayor desarrollo de esta modalidad de la industria sin humo – conocido ampliamente bajo el término inglés homestay – sobresale el polo turístico de Sapa, con agradable clima y majestuosos paisajes típicos de un área montañosa que se encuentra a unos mil 600 metros de altitud en la provincia norteña de Lao Cai.

Siendo la casa común de seis grupos étnicos (Kinh, Mong, Dao Rojo, Tay, Giay y Xa Pho), este destino se hace cada vez más atractivo, gracias a la belleza inconfundible de las obras arquitectónicas y exclusivos valores de una mezcla armónica de las identidades culturales y costumbres cotidianas, afirmó.

Gracias al incremento del involucramiento de la población en la realización de los servicios, se reportó en 2013 casi 146 mil turistas que participaron en este tipo de viajes, para un ingreso de cerca de un millón 400 mil dólares, precisó Tran Huu Son, director del Servicio provincial de Cultura, Deportes y Turismo.

Situado en la provincia central de Quang Nam, Hoi An es un destino de gran magnetismo para viajeros, quienes no solo pueden recorrer los patrimonios reconocidos mundialmente como el casco antiguo y el Santuario de My Son, sino también interesarse por las experiencias en la aldea de Tra Que, “granja de verduras” en la localidad.

El éxito del modelo de turismo comunitario en Tra Que abre las puertas para el lanzamiento de nuevos productos como los tours por los manglares de cocoteros, viajes en bicicleta en áreas rurales y fluviales, taller de preparación y degustación de platos típicos.

Mientras tanto, el Delta del Río Mekong, en el Sur del país, ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar la vida de los agricultores locales, mediante actividades como cocinar, pescar, cosechar frutas, ir al mercado flotante, escuchar y practicar el Don Ca Tai Tu (canto de aficionados de la región sureña).

Esos son sólo algunos ejemplos para evidenciar los logros que el turismo comunitario ha alcanzado y las grandes potenciales que Vietnam podrá aprovechar para desarrollarlo en el futuro.

De acuerdo con el Departamento General de Turismo, hasta la fecha esta industria atrajo a un millón 800 mil empleados, equivalente al 3,6 por ciento de la fuerza laboral nacional y generó, en 2013, nueve mil 700 millones de dólares, o sea, el seis por ciento del Producto Interno Bruto del país.

Las actividades en esta esfera brindan ingresos directos para la población local y aceleran la transformación estructural de la economía hacia el sector de servicios y el desarrollo sostenible, así como aportan a la modernización de las zonas rurales mediante la creación de empleos y conservación de las aldeas de oficios tradicionales.

También elevan el nivel de vida de los residentes locales, cambian la conciencia pública y reducen gradualmente la brecha entre áreas urbanas y rurales, además de suavizar la presión sobre las ciudades por la migración laboral espontánea, subrayó la fuente.

El desarrollo de la industria del ocio conduce al progreso de otros sectores como transporte, comercio, comunicación, banca, seguro y salud, al igual que ayudan a recuperar actividades culturales y artísticas tradicionales y favorecer las contemporáneas.

Mediante los productos turísticos, la imagen de cada región y cada etnia se preserva y se divulga dentro y fuera de Vietnam, creando positivas percepciones del país en los amigos internacionales, añadió. 
VNA/VNP
Trabajos publicados