19/02/2015 19:03 GMT+7 Email Print Like 0

To He, muestra de la creatividad de niños vietnamitas con discapacidades

Consciente de que el juguete tradicional To He capta cada vez más el interés de los niños vietnamitas por su belleza y su valor cultural, la empresa Tohe busca fabricar productos únicos inspirados en las pinturas de los propios pequeños.

La historia de To He comenzó en Vietnam hace más de 300 años. Este juguete, hecho de harina de arroz glutinoso, incorpora también un valor cultural, ya que era una ofrenda en las pagodas.

La belleza y las figuras de To He constituyen una atracción para los niños, y la destreza de los artesanos siempre hechiza los ojos de los infantes.

Si el juguete y la homónima compañía tienen algo en común, es su propósito: brindar alegría a los menores.

Aquí en una pequeña tienda de souvenir en Hanoi se venden bonitos productos inspirados en los dibujos de infantes con discapacidades de diversos centros de asistencia en la capital.

Cada semana la empresa organiza clases de pintura en numerosos centros de asistencia infantil en la capital, las cuales resultan útiles para los niños, especialmente los autistas, ayudándoles a manifestar sus sentimientos y personalidad.

“Las clases de dibujo son realmente positivas. Los niños aquí tienen gran interés en pintar y esto ayudó a mejorar su comportamiento”, dijo Giang Thi Nhien, docente del Centro de asistencia a niños con autismo Phuc Tue.

Van Minh Duc, de 22 años de edad, era incapaz de comunicarse. Pero después de participar en las clases, mostró su talento en dibujar y muchos de sus pinturas fueron utilizadas para las creaciones de ToHe, tales como bolsos, mochilas y almohadas.

Para crear esos productos únicos, un grupo de diseñadores eligen las imágenes ingenuas pero significativas de los dibujos y luego las imprimen en los materiales.

De esa manera, pretenden preservar y reflejar el sentimiento inocente, los pensamientos y sueños de los niños.

Nguyen Dinh Nguyen, presidente de la Junta Directiva de ToHe explicó: “Con nuestros productos, queremos resaltar la naturaleza espontánea de los menores, especialmente los de familias de escasos recursos o los discapacitados. Numerosos clientes nos dijeron que nuestras obras les llevaron a su propia infancia.”

Además de crear un espacio seguro de juegos y ofrecer asistencia mental, la compañía otorgó obsequios y becas para esos pequeños desafortunados y continúa expandiendo sus clases de arte en otras localidades.

Los productos de ToHe ahora están presentes en numerosos mercados extranjeros, incluidos Australia, Alemania y Japón, ayudando a los amigos internacionales a apreciar la belleza de la creatividad de la infancia vietnamita.
VNA/VNP
Trabajos publicados