22/06/2015 16:23 GMT+7 Email Print Like 0

TLC: amplio mercado, grandes desafíos para productos agrícolas vietnamitas

Ciudad Ho Chi Minh, 22 jun (VNA) – La dinámica integración económica global de Vietnam viene eliminando las barreras arancelarias para sus productos agrícolas, creando mayor terreno y a la vez una competencia más intensa con los similares de otros países. 

El país se adherirá a finales de año a la Comunidad Económica de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), y firmó o va a rubricar diversos Tratados de Libre Comercio (TLC). 

Desde comienzos de 2015 una serie de exportaciones e importaciones se benefician de reducidos impuestos según los compromisos establecidos en los ocho TLC en que participa el país. Además, otros acuerdos a firmarse con prontitud posibilitarán la presencia de artículos vietnamitas en todo el mundo. 

Según el viceministro de Industria y Comercio Tran Quoc Khanh, estos pactos ayudarán a reequilibrar los mercados de importación y exportación, evitando la dependencia de algún destino y suministro. 

Al mismo tiempo, añadió, brindará a las empresas nacionales ventajas a mediano plazo, en comparación con los competidores regionales, cuando penetren en importantes mercados como Estados Unidos y la Unión Europea. 

A partir de 2015 se elimina el 93 por ciento de las barreras aduanales aplicadas para los productos intercambiados entre los países integrantes del bloque sudesteasiático, y el restante será erradicado en 2018, de acuerdo con Pham Chau Giang, experta del Ministerio de Industria y Comercio. 

Mientras, las exportaciones e importaciones entre Vietnam y Estados Unidos, así como países europeos, estarán exentas de impuestos a partir de 2020, agregó. 

La liberalización facilitará la penetración de productos vietnamitas en los grandes mercados, aumentando su valor económico. 

Sin embargo, un mercado sin barreras para todos también significa una libre competencia entre los proveedores, tanto nacionales como extranjeros, según Chau Giang. 

Si no cambian los métodos de producción, el diseño y la calidad, las compañías vietnamitas perderán el favoritismo de la clientela a manos foráneas, advirtió. 

Compartiendo este punto de vista, el presidente de la Junta administrativa de la empresa de artículos frutales Vinamit, Nguyen Lam Vien, añadió que en el futuro habrá posibilidades de que los importadores extranjeros, al poder comprar productos justo donde se cultiven, pueda controlar el rendimiento, incluso la superficie de la producción. 

Cuando la situación alcance cierto nivel, los agricultores, así como los precios dependerán pasivamente de estos comerciantes, lo que conducirá a grandes pérdidas de ingresos de los cultivadores, alertó. 
VNA/VNP 
Trabajos publicados