09/02/2015 15:04 GMT+7 Email Print Like 0

Exhorta presidente a acelerar renovación de modelos de crecimiento

Vietnam debe acelerar reformas, renovar modelos de crecimiento y facilitar la restructuración económica para fomentar la competitividad, impulsar el desarrollo sostenible y realizar con éxitos las iniciativas de industrialización y modernización, enfatizó el presidente Truong Tan Sang. 



El presidente del Estado Truong Tan Sang. Foto: Nguyen Khang - VNA.

El jefe del Estado remarcó al respecto en una entrevista concedida a la Agencia Vietnamita de Noticias (VNA) en ocasión de que el país se encuentra en los preparativos para el Nuevo Año Lunar 2015.

Hizo hincapié en la necesidad de intensificar las reformas, el perfeccionamiento institucional para la economía de mercado hacia la orientación del socialismo y la formación de los recursos humanos, a fin de despertar las potencialidades latentes y elevar la posición de Vietnam en la arena internacional.

El mandatario señaló que existían distintas deficiencias en la explotación de los recursos naturales, producción, inversión pública, desarrollo infraestructural, aplicación de alta tecnología, solución de las deudas malas, capacitación de contingente laboral, educación y administración estatal, entre otras.

Notificó que la estabilidad política y la posición como un estado en la región Asia- Pacífico- fuerza motriz de la economía mundial- son dos de las ventajas de Vietnam.

Al referirse a las oportunidades y desafíos generados en la liberalización comercial con el exterior, acentuó que la eliminación de las barreras arancelarias significa al mismo tiempo una ardua competencia para las empresas domésticas.

Citó como ejemplo el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP) y los convenios relativos con la Unión Europea, la Unión Aduanera Rusia- Belarús- Kazajistán y Sudcorea, previstos a finalizarse en un futuro cercano.

Por otro lado, enalteció los logros durante el año pasado de todo el pueblo como de los órganos competentes, pese a diversas dificultades.

Sobre los riesgos generados por la corrupción, Tan Sang aclaró basándose en el real despliegue de las medidas contra este delito que con la determinación de todo el pueblo, Vietnam alcanzó notables avances en todos los niveles, desde el central hasta el local.

Esos resultados son importantes, pero todavía no responden a las expectativas nacionales para la erradicación de la corrupción, el despilfarro y otros fenómenos negativos en el aparato directivo del país, admitió.

Calificando los problemas pendientes como “tumores” en el cuerpo de esta nación, el presidente enfatizó que la extirpación es la condición sine qua non para consolidar la confianza y estabilidad de la población, por eso el combate anticorrupción debe ser más sostenido e intensificado.

Al abordar al tema de Doi Moi (Renovación), el jefe de Estado ratificó la voluntad nacional de continuar el proceso en una manera correcta para avanzar en el camino seleccionado por todo el pueblo.

Cualquier retraso en Doi Moi significaría un paso atrás, lo que ralentizará el desarrollo económico, causaría la inestabilidad en la macroeconomía y aumentaría la brecha en la sociedad en cuanto al ingreso y acceso a los servicios de salud y educación, así como generaría riesgos del crecimiento de los males sociales, declaró.

El pueblo es el sujeto y el objeto de Doi Moi, afirmó, por lo tanto, tiene pleno derecho a confiar y más allá, exigir al Partido Comunista y el Estado seguir una renovación en todas las esferas para llevar al país adelante.

Destacó la urgencia de crear incansablemente nuevos motores para el desarrollo sostenido, superando los obstáculos a favor del robustecimiento de la economía, mejorando la vida de la población y cumpliendo con éxito la causa de industrialización – modernización nacional.

“Esos son los propósitos en los que estamos esforzándonos para conseguir”, acentuó.

En referencia a los asuntos relacionados con la soberanía nacional, recordó que en las luchas contra las fuerzas invasoras en el pasado Vietnam movilizó todos los recursos del pueblo y a la vez, recabó el respaldo de los amantes de la paz y la justicia en el mundo.

“De tomar en cuenta solamente la correlación de fuerzas bélicas, no pocas personas creían que Vietnam pudiera derrotar a los invasores, pero la realidad evidenció lo contrario. En la actualidad el valor de esa lección histórica se mantiene intacto,” puntualizó.

Vietnam persiste en una política exterior dependiente, autonómica y a favor de la paz, la cooperación y el desarrollo, con miras a multilateralizar y diversificar los nexos con otros países e impulsar la integración global, y aspira ser un amigo, contraparte confiable y miembro responsable de la comunidad internacional.

La justa postura de Hanoi recibe un gran apoyo de los amigos en el mundo, aseveró.

Dotado del patriotismo tradicional, la gran unidad nacional y la solidaridad internacional, acompañados de la firme determinación por salvaguardar los intereses legítimos del país y el pueblo y la soberanía, Vietnam ciertamente superará todas las dificultades para alcanzar mayores éxitos, expresó Tan Sang su confianza.

En la ocasión el presidente exteriorizó a todo el pueblo vietnamita dentro y fuera del país los deseos desde el fondo del corazón porque cada familia y empresa en 2015 venza todos los obstáculos y obtener un año exitoso.

Además manifestó su anhelo de que todo el sistema político y el pueblo fomenten la unidad y se esfuercen por construir un país más próspero y defender la soberanía nacional, de manera que Vietnam puede ponerse al nivel de los países avanzados 

VNA/VNP

Trabajos publicados