31/01/2017 10:32 GMT+7 Email Print Like 0

Especialidades únicas para el Tet en Vietnam

Durante mucho tiempo, cuando el Año Nuevo Lunar (o Tet) llega, el pueblo vietnamita compra deliciosas especialidades para honrar a sus antepasados, compartir entre los miembros de la familia y disfrutar durante las vacaciones. La costumbre se ha convertido en una tradición que muestra el estilo de comer y vivir de los vietnamitas y también refleja una característica cultural única en cada región del país.
En la época feudal, las especialidades del Tet eran deliciosos artículos tomados de los bosques o del mar,
Los vietnamitas siempre decoran una bandeja con cinco frutas para orar por la salud, la suerte y la prosperidad en el Año Nuevo Lunar. Las frutas populares pueden ser guanábanas, cocos, papayas (frutabomba) y mangos, porque sus nombres en la pronunciación de los sureños tienen significaciones que expresan el deseo de un año justo con suficientes recursos para la familia.
como tortugas (carey o los trioníquidos), focha común (Fulica atra), nidos de salangana nidoblanco (Aerodramus fuciphagus) y gallo de nueve espolones, servidos al rey, mandarinas o familias ricas. Para la gente común, por lo general, era carne de cerdo, pastel cuadrado de arroz glutinoso (llamado Banh chung), cebollas saladas, brotes de bambú...

Con el desarrollo de la sociedad, esas especialidades están más disponibles tanto para los ricos como para los pobres. Las más populares incluyen pollos especiales criados por los aldeanos de la comuna de Dong Tao, pomelos de Dien, flores de melocotón de Nhat Tan, mano de Buda y plátanos de Dai Hoang (en el norte); flores de trinitaria (bugambilia) de Thanh Tien, pinturas elaboradas en la comuna de Sinh y comida presentada con la forma de la ciudad imperial de Hue (en la región central); flores de albaricoque, pomelos de Tan Trieu y pastel redondo de arroz glutinoso  (Banh tet, en el sur). Las familias pudientes podían comprar alimentos caros y exquisitos y solían ser servidos a la familia real para sus vacaciones del Tet, tales como nidos del salangana, pescados especiales (Semilabeo notabilis y Hemibagrus) o pollos de nueve espolones.

Nhat Tan es famoso por el crecimiento de flores de playa, que son indispensables en el Tet. Nguyen Thang/VNP


Flores de durazno y árboles quinoto se venden en el mercado de flores en la calle Hang Luoc, Hanoi. Foto de VNP


Le Duc Giap, agricultor del distrito de Thanh Oai, Hanoi, ha injertado con éxito cinco árboles
frutales de pomelos, naranjas, mandarinas, quinoto y manos de Buda para satisfacer la demanda de los clientes.
Viet Cuong/VNP


El pueblo de Tan Quy Dong en Sa Dec, Dong Thap, es la mayor zona de cultivo de flores en el sur.
Durante los días antes del Tet, el pueblo se ve colorido con diferentes tipos de flores. Nguyen Thang/VNP


Las flores amarillas del albaricoque, el melón y el quinoto son las especialidades preferidas de los vietnamitas durante el Tet.
Foto: Nguyen Luan y Trinh Bo/VNP



Los artesanos del sur hacen un dragón de frutas para dar la bienvenida al Tet. Minh Quoc/VNP

El Año Nuevo Lunar, llamado Tet por el pueblo vietnamita, es la fiesta más importante del año. El Tet se celebra desde los primeros tres días de enero lunar, y es una ocasión para reuniones familiares y recordación de los antepasados, disfrutar de un tiempo juntos, e intercambiar los mejores deseos y buena suerte durante todo el año.
La comida del Tet en Vietnam es única en cada región, pero siempre es llamativa, deliciosa y nutritiva. Por ejemplo, en el delta del río Rojo, hay muchos pueblos artesanales, cada uno de los cuales es famoso por sus propias especialidades del Tet, como la comuna de Uoc Le, donde los aldeanos hacen pasteles cuadrados de arroz glutinoso y gio cha (jamón o salchicha de Vietnam). La comarca de Xuan Dinh es popular por sus caramelos y mermeladas, y la de Dai Hoang (provincia de Nam Dinh) es bien conocida por sus pescados cocidos.
 
En Hue, antigua ciudad imperial de la última dinastía feudal de Vietnam, se han conservado las costumbres tradicionales del Tet. En el pasado, había dos formas de celebrarlo, el Tet real y el Tet popular. Ahora, con los cambios históricos y el desarrollo, se han mezclado en uno solo. Las mujeres de Hue, mayores o jóvenes, suelen mostrar sus habilidades en la cocina con sus apetitosas comidas y la repostería, y decoran sus casas maravillosamente. Los alimentos pueden ser salados o dulces. Los primeros, como rollitos de primavera, pasteles de cerdo o de ternera y tortas de arroz glutinoso se pueden comer con verduras, mientras que los dulces incluyen pasteles y mermeladas de diferentes tipos de frutas y verduras. Además, las mujeres de Hue son muy hábiles en la comida vegetariana.
 
En el sur, en la bandeja de alimentos para adorar a los antepasados, o para los miembros de la familia y amigos, siempre hay comida deliciosa, como pastel redondo de arroz glutinoso (Banh tet), cerdo asado, pasteles y salchichas de cerdo. La comida es ofrecida primero a los antepasados, luego servida a la familia. En el norte, los pasteles de arroz glutinoso se hacen cuadrados y se llaman Banh chung, mientras que en el sur son cilíndricos y tiene el nombre de Banh tet. Las tortas de arroz glutinoso se consideran un símbolo de una vida próspera a través del año. La gente del sur hace Banh tet con diferentes tipos de relleno: salado con cerdo y judías verdes y mezclado con más ingredientes; dulce; y pasteles vegetarianos sin ningún relleno.







Durante el Tet, las pinturas de la comuna de Sinh, flores de trinitaria Thanh Tien
y incienso de bobina se utilizan para decorar los altares. Vinh Hung, Thanh Giang y Ngo Du/VNP



Muestras de caligrafía en los días de primavera. Cong Dat/VNP


El artesano Nguyen Dang Che, de la aldea de Dong Ho, distrito de Thuan Thanh, provincia de Bac Ninh,
da los toques finales a una pintura de gallo. Las pinturas populares de Dong Ho
son muy buscadas por la gente en el norte durante el Tet. Trinh Bo/VNP

Días antes de Tet, los vietnamitas preparan pasteles  y mermeladas especiales con ingredientes como semillas de loto, jengibre y coco recubiertos de azúcar  para ofrecer a sus antepasados y brindar a los visitantes.
Además de los alimentos cocinados, las especialidades del Tet también incluyen frutas y artículos decorativos para embellecer las casas, como flores de durazno, albaricoques, pinturas populares, pomelos, manzanas, naranjas y plátanos. Los artículos decorativos se compran en función del gusto de los propietarios. La gente en Hue prefiere decorar su hogar con pinturas populares de la comuna de Sinh o flores de trinitaria de Thanh Tien. A los sureños les gusta usar diferentes tipos de fruta disponibles en la región y ensamblarlos en bellas formas. También prefieren los árboles de albaricoque con flores amarillas para colocar en el frente de sus casas, pues creen que les traerá buena suerte durante todo el año. Las frutas populares pueden ser guanábanas, cocos, papayas (frutabomba) y mangos, porque sus nombres en la pronunciación de los sureños tienen significaciones que expresan el deseo de un año justo con suficientes recursos para la familia.

El pueblo vietnamita respeta la filosofía moral de "Cuando bebas agua, debes pensar en la fuente". Durante el Tet, siempre se presentan unos a otros deliciosos alimentos, frutas y verduras, pasteles y caramelos. Los jóvenes dan a los mayores regalos para mostrar su respeto y gratitud. Por ejemplo, los estudiantes obsequian a sus profesores el gallo; los hijos e hijas presentan a sus padres ropa nueva o telas agradables; los amigos cercanos intercambian pinturas o un par de frases paralelas para mostrar su estrecha amistad.

 


El pueblo de Tranh Khuc, que se especializa en la elaboración de Banh chung, se torna muy ocupado
durante los días previos al Tet. Trinh Bo/VNP



Hojas de Dong (Phrynium pedunculiferum), arroz glutinoso, judías verdes, brotes de bambú y champiñones secos
se venden en un mercado rural del norte en el fin de año. Trong Chinh/VNP



El gallo de Dong Tao en el distrito de Khoai Chau, provincia de Hung Yen, es una especialidad para el Tet. Cong Dat/VNP



Pasteles y mermeladas tradicionales de los vietnamitas. Fotos: Tra My y Van Quyen


Bandeja de cinco frutas en un altar durante el Tet. Foto de VNP


Banh tet de hoja Cam (pastel redondo de arroz glutinoso),
una especialidad de la provincia meridional de Can Tho en Tet. Nguyen Luan / VNP


Arroz glutinoso mezclado con fruta Gac y sopa con carne y brotes de bambú
son platos populares de los vietnamitas en el Tet. Tra My


Algunas especialidades para el Tet, como Che con ong (dulce de arroz glutinoso), Che kho (dulce verde)
y Che sen long nhan (dulce mezclado de semilla de loto y frutas de ojo de dragón secadas). Tra My


Pescado estofado de Dai Hoang en el distrito de Ly Nhan, provincia de Nam Dinh. Viet Cuong/VNP


Bandeja de comida tradicional para el Tet. Tran Thanh Giang/VNP

El pueblo vietnamita goza materialmente y espiritualmente el Tet. Desde las grandes ciudades hasta las pequeñas, en las zonas urbanas o rurales, se ven imágenes del Tet y las calles y tiendas están muy concurridas. Durante el Tet, la gente se visita, se divierte, dispone de comida y bebidas, y se saluda mutuamente con deseos de suerte y felicidad. El ambiente es muy alegre y relajado. Esta costumbre cultural refleja la relación duradera del pueblo vietnamita no solo en el seno de las familias, sino también en los lugares nativos en todo el país./.
 
Por: Thong Thien - Fotos: VNP