18/02/2015 15:07 GMT+7 Email Print Like 0

Epopeya: herencia cultural inapreciable de los Ede en Vietnam

Dak Lak, Vietnam, 17 feb (VNA) – El grupo minoritario Ede, cultivador de una perenne historia en el centro de la Altiplanicie Occidental, posee un grandioso acervo de obras literarias verbales, entre ellas se destacan los Klei Khan – o epopeyas, conocidas ampliamente. 

El reciente reconocimiento a los Klei Khan como Patrimonio Cultural Intangible de Vietnam resaltó los valores históricos y culturales de esta riqueza, pero al mismo tiempo requiere la urgente conservación y desarrollo. 

Según estadísticas oficiales, en Vietnam viven unas 330 mil personas de la etnia Ede, de ellas el 90 por ciento se encuentra en la provincia altiplana de Dak Lak. 

Investigadores estiman que los Ede poseen casi 80 Klei Khan, dedicadas a honrar a los héroes de la comunidad, elogiar la creatividad, la inteligencia y la solidaridad, apoyar la justicia y rechazar los actos inmorales y exaltar la belleza tanto física como mental. 

Las tradiciones también describen las costumbres y actividades cotidianas de la comunidad y levantan la voz a favor del amor, la aspiración de convencer los obstáculos naturales para alcanzar una vida próspera y el deseo por un mundo más agraciado entre los seres humanos, entre el humano y la naturaleza, y entre los mortales y los dioses. 

En el idioma minoritario, Klei significa letra y Khan, contar por cantos. Asimismo, Klei Khan es una categoría de historias narradas con melodía, que se ha convertido en una forma de práctica cultural de los Ede, transmitido de generación a generación por vías orales. 

Los narradores son artistas muy especiales llamados Po Khan que significan “maestro de las antiguas historias” en el idioma Ede. Son generalmente iletrados, pero tienen una memoria increíble que puede grabar decenas de obras. 

Estos sabios populares recolectan un inmenso volumen de conocimientos de sus connacionales y los exteriorizan con su voz sonora y las expresiones del gesto y el rostro. 

Los Klei Khan suelen hacerse interpretaciones ante multitudes, pues la presencia de un nutrido público incrementa el ánimo de los artistas, quienes pueden contar cantando esas historias en las casas comunitarias y campos, así como durante las fiestas. 

Las epopeyas constan de una larga estructura, con acontecimientos vinculados en una razonable y creativa manera, y por lo tanto, pueden estar narrando por días y noches sin que la audiencia se aburra. 

Sin embargo, este tesoro enfrenta el riesgo de perderse, cuando los artistas se envejecen y a las generaciones jóvenes les falta el interés en la cultura tradicional de la comunidad. 

Según estadísticas de Dak Lak, en 2003 la provincia contó con 64 Po Khan y en la actualidad este número disminuyó a sólo seis. 

A propósito de rescatar y preservar las epopeyas, el Servicio provincial de Cultura, Deportes y Turismo colabora con diversos centros de investigación para recolectar, conservar, traducir y publicar los Klei Khan, además de filmar y poner en medios de comunicación las actuaciones bilingües Ede – Kinh (idioma oficial de Vietnam). 

El ente también introdujo la enseñanza de las narraciones en las escuelas, ofreció cursos en las comunas y adoptó políticas a favor de los artistas.
VNA/VNP 
Trabajos publicados