02/02/2015 10:33 GMT+7 Email Print Like 0

Clases para futuras esposas en Corea del Sur

Las "clases para futuras esposas sudcoreanas" tienen el fin de ayudar a las mujeres vietnamitas que contraerán matrimonio con coreanos a conocer acerca de la cultura de ese país asiático para evitar conflictos con las diferencias lingüísticas y barreras culturales.
Llegamos justo a tiempo, cuando "las novias de Corea del Sur" estaban aprendiendo cómo preparar comidas típicas sudcoreanas. Sobre sus mesas estaban los recipientes de kimchi, uno de los platos tradicionales. Y la maestra también es de Corea del Sur.

Observando la atención y el entusiasmo con que practicaban la cocción de los platos sudcoreanos las 25 mujeres provenientes de diferentes provincias norteñas —Hai Phong, Quang Ninh, Tuyen Quang, e Yen Bai, entre otras—, pudimos percibir la ansiedad de estas novias, pues ya dentro de unos meses iniciarán oficialmente una nueva vida en un país lejano con diferencias culturales.

Bui Thi Huong, participante de la clase, conversó con nosotros mientras preparaba el kimchi. Para ella y las demás que van a casarse con hombres sudcoreanos, estas lecciones son muy útiles, porque proporcionan información importante sobre esa nación, y las ayuda a entender mejor las costumbres, los comportamientos, la gastronomía y la forma de seguir adelante con la familia de su futuro marido. "Si no asistiéramos a las clases, no sabríamos que muchas cosas que son muy normales y aceptables en Vietnam, son tabúes en Corea del Sur", señaló Huong. 

 

Kim Sun Yeon (a la izquierda), una voluntaria, explica a Truong Thuy Duong las costumbres sudcoreanas.


La maestra Kim Sun Yeon enseñando a las participantes cómo vestir el traje tradicional sudcoreano. 


En la clase de cocina de platos típicos sudcoreanos.
 

La clase ayudó a cientos de mujeres vietnamitas en las habilidades y experiencias para ser esposas en Corea del Sur.


Las participantes también son informadas sobre las políticas sociales y los centros que apoyan a los extranjeros en Corea del Sur.


La profesora Le Thi Quy, directora del Instituto de Investigación sobre Sexualidad y Desarrollo, ofrece información
sobre la cultura de los dos países.


Cada aula cuenta con menos de 32 personas, vietnamitas que ya tienen visado y serán esposas sudcoreanas.


Las maestras, voluntarias y alumnas en el fin de curso.


Momento de despedida luego de dos semanas de lecciones.


La clase proporciona conocimientos útiles para las mujeres vietnamitas antes de ser esposas de sudcoreanos.

Hoang Le Hong Nhung, administradora, nos dijo que las clases son gratuitas para señoritas vietnamitas que serán esposas en Corea del Sur. Son organizadas por el Centro de Cultura Vietnam-Corea del Sur desde 2010, patrocinadas por la compañía Samsung.

Nhung también comentó que al asistir a las clases, la novia no solo tiene la oportunidad de aprender sobre la cultura coreana, la idiosincrasia, la culinaria típica y las relaciones históricas entre Vietnam y Corea del Sur, sino también de escuchar a vietnamitas que ya son esposas en ese país, compartiendo sus experiencias y prácticas. Incluso, proporcionan a todas el número de teléfono necesario para ponerse en contacto en caso de sucesos desafortunados en los matrimonios en el lejano país. Todo ayuda a las participantes a sentirse más seguras y sin preocupaciones sobre la vida en Corea del Sur.

El programa es muy útil para las mujeres vietnamitas futuras esposas en Corea del Sur y contribuye a estrechar las relaciones especiales entre los dos países.


Por Thao Vy - Fotos: Viet Cuong