08/02/2015 17:29 GMT+7 Email Print Like 0

Acuícola vietnamita enfrentará en 2015 desafíos pero crecerá

Las exportaciones de productos acuícolas de Vietnam reportarán este año un notable crecimiento pero el sector enfrentará distintas dificultades por los problemas pendientes y la gran dependencia de las fuentes exteriores.

Así lo observó Nguyen Huu Dung, vicepresidente permanente de la Asociación nacional de Exportadores y Procesadores de Productos Acuáticos (VASEP, en inglés) al analizar la situación del dominio en 2014 y 2015.

Añadió que pese a distintos logros, entre ellos, la suma del valor de las ventas al exterior de casi ocho mil millones de dólares (18 por ciento más que 2013), el pasado año no es un ciclo realmente exitoso de la actividad.

El incremento de los envíos se atribuye una parte a la importación de materiales valorados en más de un millón de dólares, explicó.

Eso significa un desarrollo insostenible y representa un potencial riesgo de desequilibro entre la cría y la capacidad de procesamiento de las empresas nacionales, notificó.

Por otro lado, el sector tropezó con varios baches por el mismo desarrollo vertiginoso registrado en años anteriores.

Citó como ejemplo las ventas al exterior del pez Tra (pangasius), cuyo valor ascendió de 100 millones de dólares en 2003 a un millón en 2013.

Sin embargo, subrayó que actualmente ese producto acuático reporta caídas tanto en la exportación como en la ganancia.

Según Huu Dung, el uso de sustancias químicas prohibidas y antibióticos afectó en gran medida el prestigio del sector vietnamita.

El Departamento de Gestión de Calidad de Productos Agroforestales y Acuícolas reconoció en 2014 la falta de inocuidad alimenticia de distintos cargamentos exportados a los mercados principales como Estados Unidos, Japón y la Unión Europea, remarcó

Pronosticó que en 2015 las epidemias serían otro elemento que pueden obstaculizar el alza en productividad y el mejoramiento de calidad de los rubros.

Figurarán como otros factores desventajosos la caída de precios del petróleo, la disminución del valor real de la moneda japonesa (el yen) y el aumento de los costos de importaciones de materiales, entre otros, advirtió.

Las mejores soluciones para esa situación serían la garantía de calidad de alevines, la elaboración de modelos adecuados para la cría en el entorno natural, el control del ambiente acuífero y la estricta gestión de la compraventa de antibióticos, subrayó.

Sin embargo, pese a esos baches, el valor de las exportaciones de los rubros totalizará en este año alrededor de ocho mil millones de dólares, un repunte de 1,5 por ciento frente a 2014, adelantó.

Precisó que las ventas a otros países de camarones y pez Tra no registrarán grandes cambios, mientras que las de atún y calamar reportarán alzas respectivas de cinco y ocho por ciento.
VNA/VNP
Trabajos publicados